Saltar al contenido

Salsa Verde Mexicana

Receta Salsa Verde Mexicana

Que, por tradición, la salsa verde no puede faltar en la mayoría de los hogares mexicanos. Siendo una entre las más populares, la salsa verde puede ser usada para chilaquiles, enchiladas, tacos, huevos, tostadas y más guisados. La receta es muy fácil y sin muchas complicaciones.

El color de esta salsa se debe a la combinación de tomatillos, chiles verdes o serranos y en algunas ocasiones aguacate. La salsa verde la puedes encontrar en cualquier restaurante, supermercado o tiendita de la esquina. Las hay hechas en casa o industrializadas por marcas como HERDEZ, LA COSTEÑA, DEL MONTE, SALSAS DEL PRIMO y más.

Tipos de salsas verdes.

Existen dos tipos de salsas verdes: cruda y asada. La salsa verde cruda es el resultado de que la mayoría de sus ingredientes son molidos crudos, sin ningún método de precocción. Simplemente se deben de lavar correctamente y agregarlos a la licuadora.

La salsa verde asada esta hecha gracias a que todos sus ingredientes están asados o tatemados. Esto permite que tenga un sabor distinto a la cruda. Este tipo de salsa, para muchos, es de las preferidas.

¿Qué hacer con salsa verde?

En la salsa verde no hay una limitante. Como se mencionó antes, puedes preparar chicharrón en salsa verde, chilaquiles de pollo, tamales con carne de puerco, pollo en salsa verde, pozole, enchiladas, patas de puerco, flautas bañadas de salsa verde, pollo con champiñones en salsa verde, tacos de carnitas, tacos al pastor y un sinfín de guisados. Los limites solo los pones tú.

¿Cómo hacer una auténtica salsa verde mexicana?

Ingredientes

  • ½ kilo de tomatillo verde
  • 4-6 chiles serranos
  • 3 chiles morita secos
  • 10 chiles de árbol (o lo que equivale a un puñito)
  • ¼ de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Sal al gusto
  • Un ramo de cilantro
  • Aguacate al gusto
  • Aceite vegetal al gusto

Elaboración paso a paso para preparar nuestra salsa verde casera.

  1. En una olla pondremos nuestros tomatillos sin cascara y lavados y llenaremos hasta la mitad de los tomatillos de agua.
  2. Cocemos los tomates verdes de 15 o 20 minutos y los retiramos del fuego. Tendremos unos tomates que están cocidos y otros no tanto, pero no importa, porque lo que buscamos es que nuestra salsa sea semi cocida. En caso de que dejemos que se cosan más los tomates, es muy probable que quede amarga.
  3. En un sartén, vamos a poner a calentar de tres o 4 cucharadas de aceite y agregamos los ajos y los chiles secos. Hay que buscar que los chiles y los ajos queden dorados.
  4. Antes de que los chiles queden casi negros, los sacamos del sartén, pero dejamos que los ajos sigan friéndose.
  5. Ya que los ajos están dorados, los retiramos y agregamos en el mismo sartén la cebolla y los chiles serranos. Hay que dejarlos a que se tatemen. Esto es que tanto la cebolla como los chiles tengan un aspecto blando y quemado.
  6. Ya que están listos tanto nuestros chiles como los demás ingredientes, agregamos todo junto a la licuadora más una cucharada de sal sopera. Los tomates verdes deben de ir sin agua.
  7. Licuamos todo y revisamos si hace falta sal. En caso de que te guste bien licuada es a tu antojo, pero te sugerimos no licuarla por mucho tiempo para darle el toque de martajada.
  8. Servimos nuestra salsa en un refractario y si es de tu gusto agregamos el cilantro picado y un poco más de cebolla picada. En caso de que te guste agregarle aguacate, lo puedes hacer picando la mitad de un aguacate y agregándoselo y revolviéndolo en la salsa.

Si vives en el extranjero, ¿Dónde comprar salsa verde?

Hoy en día conseguir salsa verde es mucho más fácil que antes. En muchas partes del mundo comienza a ser común encontrarla en distintos puntos de ventas. En México, es normal encontrarla en supermercados como Aurrera, Soriana, Walmart, Oxxo y hasta en la tiendita de la esquina. Pero para los mexicanos que viven en el extranjero y particularmente en Europa, es muy complicado encontrar lugares suficientes que tengan esta salsa.

Sin embargo, gracias al e-commerce ya es posible tener la salsa hasta la puerta de nuestro hogar y aunque no sea una salsa casera, el sabor nos hace recordar nuestro país. Aquí encontrarás las mejores opciones de salsa verde mexicana en lata.