Saltar al contenido

Receta de guacamole mexicano picosito

Receta de guacamole

Sin duda alguna otro clásico de la gastronomía mexicana. No hay fiesta que el guacamole no esté presente. Puede haber de distintos tipos como los que no pican y los que tienen salsa.

Por lo general, los que no pican tienen como base jitomate, cebolla, cilantro y en algunas ocasiones ajo. Para los guacamoles que pican, el principal factor por el que hace que pique es que cuentan con salsa verde.

El guacamole cuenta con bastantes calorías, debido a que el aguacate es el que aporta de 15 a 20 gramos de grasa por cada porción de 100 gr. También cuenta con vitamina E, sodio, luteína, potasio y magnesio. Todos estos nutrientes son gracias a la combinación de todos los vegetales para dar vida al guacamole.

Esta salsa de guacamole es conocida a nivel mundial y es una de las más pedidas en los Estados Unidos. Podríamos decir que el día del guacamole se celebra cuando el Super Bowl de la NFL se lleva acabo. En ese día tan especial para los aficionados al futbol americano se puede llegar a consumir hasta 35 mil toneladas de palta como sucedió el año 2020. La exportación de aguacate de México hacia USA va en aumento año tras año y más cuando esta fecha se va acercando.

Para los amantes del guacamole, en esta ocasión traemos la versión de guacamole con salsa verde o salsa de guacamole, porque creemos que tiene un sabor más atractivo y delicioso.

 ¿Cómo hacer guacamole mexicano casero fácil y rápido?

Ingredientes

  • 3 chiles serranos
  • 4 tomates verdes o tomatillos
  • ¼ de cebolla
  • 2 ajos
  • 2 aguacates grandes
  • 1 ramito de cilantro
  • Limón opcional
  • Leche opcional
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Elaboración paso a paso para preparar un tradicional guacamole mexicano

  1. Pelar los tomatillos y lavarlos bien.
  2. En un sartén ponerlo a calentar sin aceite y echamos los tomatillos, ajos, cebolla y los chiles a asar. Vamos a tatemar nuestros ingredientes, esto es que queden con aspecto que están quemados y blandos.
  3. Mientras los tomatillos y demás se asan, vamos a poner en un tazón, molcajete, plato hondo o recipiente los aguacates y vamos a molerlos. Ayudándote de una cuchara, puedes sacar toda la pulpa de aguacate.
  4. Para moler nuestros aguacates puedes usar un tenedor de plástico o normal y empezamos a aplastar el aguacate hasta que podamos tener una masita espesa. Puedes dejar algunos pedacitos de aguacate si quieres o puedes moler completamente los aguacates.
  5. También si gustas puedes agregar un poco de limón o leche para que no se haga “negrito” nuestro guacamole y revuelves.
  6. Si es de tu gusto, deja los huesos del aguacate en el guacamole para que no se oxide.
  7. Ya que hayas molido el aguacate y que los otros ingredientes se asaron, en una licuadora echamos menos de ¼ de taza de agua y vamos a poner el tomate verde, la cebolla, ajos, el chile y el cilantro picado.
  8. Cuando ya este licuado todo, en el recipiente que contiene el aguacate molido vamos a verter la salsa verde y la mezclamos junto con el aguacate. Podemos agregarle una pisca de sal y si quieres una pisca de pimienta. Estos dos últimos ingredientes, puedes ponerle a tu gusto.

¿Con qué acompañar nuestro auténtico guacamole casero?

Podemos servir este rico guacamole hecho en casa con totopos o nachos de maíz. También puedes usarlo como aderezo de burritos y/o tacos de carnitas o tacos de carne asada.

Es muy usual que el guacamole se use en nuestras botanas tradicionales mexicanas como chicharrón de cerdo o como pico de gallo.

También podemos usarlo en atún, queso, salmón y pico de gallo.

Consejos para hacer un guacamole hecho en casa perfecto

  • El limón y la leche ayudan a que el guacamole no se oxide o se ponga de color negro. Esto ayuda a que dure más días.
  • El aguacate debe de estar maduro sin que estén pasados. ¿Cómo saber que están maduros? Fíjate en la cascara que debe de estar brillosa, al presionar el aguacate debe de hundirse un poco los dedos y donde está la colita, punto o tallo del aguacate, debe de estar de color verde.
  • No uses tanto cilantro, un ramo sería suficiente. Es probable que el cilantro nos agrie el guacamole.
  • Si sobra salsa de guacamole, puedes guardarla en el refrigerador poniéndole en la tapa del tazón una bolsa de plástico o algo de plástico y quitarle el aire presionando con la bolsa contra la salsa y finalmente tapar. Esto también ayuda a que no se ponga negrito y se oxide y dure una semana.
  • ¿Por qué el guacamole se pone negro? Este proceso se debe a que la enzima llamada polifenol oxidasa que contiene el aguacate y su exposición al oxigeno genera esta reacción química. El color depende de tiempo de exposición. No afecta su consumo y no hay nada peligroso.
  • El guacamole ideal es el hecho en el mismo momento. Su sabor va cambiando debido a su refrigeración y es mejor comerlo después de hacerlo.

¿Dónde comprar guacamole online?

Si tú eres de esas personas que aman el guacamole, pero no tienes nada cerca de los ingredientes mencionados arriba, no te preocupes porque aquí encontrarás las mejores salsas de guacamole que puedes encontrar en amazon.

Además, te dejamos algunos productos que te pueden ayudar hacer tu guacamole desde la comodidad de tu casa y que también permanezca fresco.